Crónicas de Viajes

Berlín, noviembre de 2018.

IMG-20181118-WA0017

Autor: Rafael Reche Silva, Alumno del APFA y secretario de ALUMA.

Viajar y conocer Europa, en este caso abrir nuestra mirada a la hermosura del instante, en la transparencia gris del otoño, donde el fuego y el agua se mezclan, el temor detenido desapareció y la libertad late con fuerza. ¡Es Berlín!

Este es el Berlín que nos ha sorprendido al grupo de socios ALUMA y alumnos de APFA, que han visitado la ciudad en el mes de noviembre 2018 en dos grupos

Berlín no se sostiene sin su historia, donde el pasado reciente se palpa en sus calles y edificios y a la vez cohabita el futuro esperanzador de una ciudad nueva y vital.

Una ciudad que surge de sus propias cenizas, de las oleadas de muerte de la II Guerra Mundial y de la Guerra Fría, hoy fluye en oleadas de vida, de formas que se hundieron y resurge en un dichoso esplendor.

Descubrimos la metamorfosis de las ruinas, escombros de la guerra y del muro que la fraccionó en dos partes, en una urbe que se ha reconquistado, cosmopolita y moderna que remonta el vuelo.

La vida se despliega, ante una capital de los eventos internacionales, con más de 400 ferias y congresos. La explosiva vida cultural, que abarca museos impresionantes, eventos constantes, cabaret, espectáculos y conciertos todo el año. También por ser una capital tranquila, puesto que el ruido, tránsito agobiante, y la contaminación no forman parte de su hermoso paisaje. Pero lo primordial que se destaca de Berlín es su Arquitectura, como lo podemos ver en la Puerta de Brandemburgo, en la Catedral de Berlín y otros.

Comenzamos nuestra visita en Berlín Oriental, también llamada la zona comunista, donde parte de una población, quedo divida por la cicatriz del muro, fruto de la guerra fría (1961) que no se derrumbó hasta 1989. Alemania divida en dos banderas, en dos realidades bien distintas. Los berlineses vivieron la frontera del muro en sus calles, ríos y tierras, la línea entre la libre expresión y la represión. Prisioneros en su propio castillo, quedaron familias y el patrimonio cultural de una capital.  En este sector quedo hasta la caída del muro, la belleza de la capital del gran reino de Prusia, sus monumentos y museos. El recorrido un paseo desde los orígenes de la ciudad hasta la actualidad.

La Puerta de Brandeburgo, es uno de los símbolos emblemáticos de la ciudad de Berlín donde se llevó a cabo la celebración del derribado Muro de Berlín. La puerta quedo en la zona oriental, dividió a Alemania en dos ciudades opuestas y al mundo en dos potencias, es testigo mudo de la historia del país. Su construcción se basó en los portales de la Acrópolis de Atenas de Grecia, rematado con la cuadriga, el tiro de cuatro caballos de bronce con la diosa de la Victoria. Actualmente, esta puerta es el sitio elegido para la realización de diversas manifestaciones, fiestas y eventos especiales.

De nombre oficial Josef Hoffmann, más conocido como el Jardín del Exilio, es un parque exterior que presenta 49 pilares de cemento que simbolizan el año de fundación de Jerusalén. El parque con su forma cuadrada y contiene a los pilares ubicados de forma inclinada, lo que, sumado a la inclinación que tiene el suelo, dificulta la movilización entre ellas.

Como parte de los sitios turísticos de Berlín, podemos encontrar un conjunto cultural denominado la Isla de los Museos, dentro del cual está ubicado el Museo de Pérgamo, un espacio dedicado al arte antiguo de Roma y Grecia. Es el museo más visitado de Alemania, destacar entre los monumentos que guarda en su interior el Altar de Pérgamo, la Puerta del Mercado de Mileto, y la Puerta de Ishtar, todos ellos poseen partes transportadas desde los sitios de excavación original.

El Museo Nuevo de Berlín, durante la invasión del Ejército Rojo y la Segunda Guerra Mundial quedó severamente dañado. Se reconstruyó en gran parte y en 2009 se reabrió exhibiéndose los restos del antiguo edificio y respetando la estructura del original. exhibe una sala sobre el Antiguo Egipto y colecciones de Prehistoria, las colecciones egipcias, muestra entre ellas el afamado busto de la reina Nefertiti.

La visita del día se completó con; el lugar donde estuvo ubicado el Bunker de la Cancillería de Hitler, el Muro, el Barrio de San Nicolás …

Al día siguiente partimos hacia una de las ciudades más bellas de Europa. Situada a unos 20 kilómetros al suroeste de Berlín, Potsdam ofrece una combinación perfecta entre arte y naturaleza. En 1990, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO gracias a sus hermosos palacios y jardines, de la antigua residencia de los reyes prusianos y los káiseres alemanes. Actualmente se ha convertido en una de las ciudades más visitadas de Alemania. Palacio Sanssouci, considerado a menudo el “Versalles Alemán”, Merece la pena disfrutar de un paseo sin prisa por los preciosos jardines que lo rodean. Barrio holandés, logró con sus construcciones de ladrillo rojizo que los trabajadores holandeses se sintieran como en casa tras su traslado a Potsdam en el siglo XVIII. Palacio de Cecilienhof: El hermoso palacio, con apariencia similar a una casa de campo inglesa, cuenta con una importante historia, ya que fue el lugar en el que se redactó la Conferencia de Potsdam.

Para finalizar nuestro tour, conocimos Berlín Occidental. A día de hoy sus habitantes han conseguido superar la dolorosa historia de la ciudad y convivir con ella sin aparentes problemas. Las diferencias se pueden ver en la arquitectura. Mientras que la parte Oeste las casas son unifamiliares y señoriales en la parte Este predominan los grandes bloques construidos durante el comunismo. Según el astronauta Chris Hadfield, dice que todavía pueden verse las diferencias este/oeste desde la órbita. En el lado este de la ciudad la luz que se ve es más amarilla que la del resto de la ciudad donde predomina una luz blanca. Se debe a que es este lado de la ciudad están ubicadas la mayoría de farolas de gas que producen una iluminación amarillenta y más suave. A primera hora, descubrimos la historia del Checkpoint Charlie, Después de la construcción del Muro de Berlín, quedaron pocas fronteras a través de las cuáles los ciudadanos pudieran moverse entre las dos Alemania. El alcalde de Berlín Occidental consiguió que sus ciudadanos pudieran visitar la parte oriental con algunas restricciones y Checkpoint Charlie era el lugar de acceso. Destacar la iglesia memorial Kaiser Wilhelm, ubicada en Charlottenburg, quedó totalmente destruida en los bombardeos aliados.  La tarde fue dedicada al barrio judío. En Las aceras sobre el pavimento están salpicadas de pequeñas placas memoriales, donde recuerda el nombre de la persona judía que vivió en la casa, fue deportado y asesinado. Otro memorial se encuentra en la entrada del antiguo cementerio judío de Berlín. Un pequeño conjunto escultórico bajo el nombre “Víctimas judías del fascismo”, obra que guarda la entrada al camposanto más desolador que haya visitado nunca. Y es que esta zona, a unos pasos de la mítica Alexander Platz, fue el lugar de asentamiento de buena parte de los 160.000 judíos que habitaban Berlín antes de la Guerra.

Sin ánimo de cansar al lector con extensas descripciones, he querido dar una ligera pincelada descriptiva de esta ciudad donde el espíritu del visitante salta de la viveza a la melancolía, de la elegancia a la rudeza, de la historia vivida en la ciudad. RAFAEL RECHE SILVA. Granada . Nov 2018.

Jornadas Interuniversitarias de Bélgica.

Rafael Reche Silva, Alumno del APFA y  vicepresidente de ALUMA.

JORNADAS INTERUNIVERSITARIAS EN BÉLGICA CON LA UNIVERSIDAD DE MAYORES DE LOVAINA LA NUEVA, DEL 30 DE ABRIL AL 6 MAYO 2018.

Déjame contar con mis palabras, una a una, el relato del apasionante viaje interuniversitario a Bélgica. Nunca es demasiado tarde para sentir la pasión para viajar, de percibir el vértigo al volver a ser universitario con más de 50 años, desplegar la inquietud interior, el ansia de conocer la cultura y el arte, de la vieja Europa, reencontrarse con otros compañeros mayores, en este caso, estudiantes belgas, estrechar lazos de amistad y hermandad. La universidad no tiene fronteras.

La asociación de alumnos ALUMA, pionera en  este tipo de encuentros universitarios con  alumnos mayores en el ámbito europeo, actividad cultural recogida en su programa después de la positiva experiencia y grado de satisfacción que han supuesto los anteriores encuentros (Oporto, Alessandria y Toulouse), proyectó el cuarto viaje al corazón mismo de Europa con la Universidad de Mayores de Lovaina la Nueva (UDA),  se implementaron  las  visitas a la capital Bruselas,  a las emblemáticas ciudades colmadas de historia y lazos con España: Gante, Brujas y Amberes.

Los jóvenes adultos estudiantes de la Universidad de Granada integrados en el Aula Permanente de Formación  Abierta, prepararon sus equipajes llenos de ilusión y como no podía faltar  la camiseta con el emblema de la UGR, para lucirla con orgullo en el Parlamento Europeo y en la Universidad de Lovaina la  Nueva.

La expedición estaba compuesta por  60 estudiantes, 44 de Granada y 16 de la sede de Ceuta  que se unieron por primera vez. Vivimos cada instante descubriendo un país de cuento de hadas,  no exento de contrastes, con su dosis  caótica desde nuestro punto de vista. Bélgica es un país donde al visitante no le sorprende que cohabiten tres lenguas oficiales, en una nación pequeña de extensión; Neerlandés (60% de la población), el francés (39%) y el alemán (1%). La capital es totalmente bilingüe.  Es curiosos que la propia Bruselas tenga 6 alcaldes, cruzar una calle es cambiar de impuesto y administración. La religión más practicada es el catolicismo (75%), seguida del cristianismo- protestante (11.5%), el islam (9.9%) y el judaísmo (3.6%).

Algo en la edad madura nos lleva a marchar, a mirar con otros ojos, por eso en este caso Bélgica nos deparo la hermosura de sus ciudades que se visten de diferentes colores, la luz atrapada entre sus canales, lagos y la fresca arboleda que despierta en la primavera,  las llanuras pintadas en mil  pinceladas verdes, las calles que desembocan en la plaza silenciosa donde se palpa la belleza de sus edificios.  A nuestra llegada, el tiempo  nos recibe con  un aire fresco, lluvia fina, pero a partir del segundo día reino una temperatura suave con  sol radiante.

Bruselas, ¡Sorprendente!, deslumbra  el monumento de “Atomium”, donde no podía faltar la foto de grupo, erigido en 1958, considerado como uno de los símbolos de la capital; un bello cristal de hierro, conformado por nueve esferas con diferentes usos. De día y al anochecer disfrutamos de  la originalidad del “Grand Place”, una plaza que de noche se transforma en un precioso contraste de luces, iluminando grandes murales, estructuras arquitectónicas y fabulosas estatuas.

El Parlamento Europeo nos abrió sus puertas, considerado la voz del ciudadano en la Unión Europea. Ha sido una suerte y también un acierto la visita en Bruselas al estamento donde emanan las leyes y normas que afectan a más de 500 millones de europeos en un territorio de 4 millones de km², con 751 diputados representantes de los 28 países que forman la UE. Nos recibió la Eurodiputada granadina Clara Aguilera, quien con su amabilidad, simpatía y  claridad supo transmitimos los detalles del funcionamiento de la institución, la eficaz labor que se desarrolla en bien de los ciudadanos, para crear prosperidad y estabilidad. Para finalizar   respondió a las preguntas de los estudiantes mayores sobre los temas de actualidad de  España y Europa; agricultura, subvenciones, emigración, las comunicaciones ferroviarias de Granada… Se ganó nuestro reconocimiento y afecto, respondiéndole con un entrañable aplauso.

En nuestro programa dedicamos una jornada completa de convivencia universitaria con nuestros compañeros belgas de la Universidad de Mayores de Lovaina la Nueva (UDA). A nuestra llegada nos recibió la Directora de la UDA Diane Plateeuw, la profesora de español Verónica Willemart y un grupo de estudiantes mayores belgas. La gran mayoría de ellos habían visitado Granada en Abril donde establecimos el primer encuentro de amistad, visitamos el casco histórico de la ciudad y cerramos la jornada con una cena de tapas y vinos. En el acto de presentación  se proyectó un video sobre las potencialidades turísticas de Granada, la Universidad UGR, APFA,  las actividades de los alumnos y la asociación ALUMA, destacar en la presentación  el conjunto de fotografías que alumnos de Granada realizó sobre la ciudad. Acto seguido, los alumnos belgas en un español correctísimo nos deleitaron con la interesante  historia de la creación de  la ciudad Lovaina la Nueva después de la escisión por motivos políticos y lingüísticos de la Universidad de Lovaina en los años 70. Realmente atrayente conocer cómo surge y se desarrolla la nueva ciudad, de diseño casi futurista, ciudad y universidad fundidas como almas gemelas, donde la circulación y vehículos se proyectan por el subsuelo y la superficie de uso peatonal. La UDA cuenta con unos 5000 estudiantes y seis niveles de español. Nuestra presidenta Lali Vargas por motivo de salud no pudo asistir y el vicepresidente Rafael Reche agradeció a la UDA y a los alumnos, las gestiones, facilidades y cordialidad  que desde el primer día hemos recibido, para llevar a cabo este encuentro.  A continuación se entregó a la Directora Diane una carta de la Directora García Garnica del  Aula Permanente APFA, la asociación ALUMA, como gesto de agradecimiento obsequio con dos granadas en plata a la Directora y Profesora, también la presidenta de la asociación de alumnos de Ceuta  Estrella Pérez entrego un presente.  La jornada continuó con una visita guiada por compañeros belgas a la ciudad, degustación  de un  menú en los comedores universitarios, para  posteriormente una visita al Museo del comic Tín Tín, de la cerveza y el Museo, el colofón una merienda  de dulces caseros y café confeccionada por los amigos belgas, nosotros aportamos el baile por sevillanas y palmas, para finalizar todos en un coro cantamos con el corazón la canción Granada tierra soñada por mí.

Los siguiente días continuamos nuestro peregrinar por las tierras belgas, viviendo cada instante con intensidad, disfrutando de la cultura,  monumentos, gastronomía y las cervezas belgas, forjando a cada paso una consolidad amistad en el grupo, donde el buen ambiente se respiraba y se compartía el compañerismo, demostrando que la juventud no tiene edad se lleva dentro.

La cena de hermandad entre españoles y belgas las celebramos en Bruselas, donde compartimos mesas, risas y alguna que otra anécdota.

Volvemos con el feliz recuerdo de los días pasados.  Con la esperanza e ilusión  del próximo encuentro universitario europeo. Granada a 10 Mayo 2018.

20180502_100714

Todas las fotos las podéis ver en la GALERÍA .

Viaje a París 25 al 29 de noviembre de 2017.

Crónica del viaje a París realizada por nuestra socia María José Valverde.

Viaje a París

           Ruta del Mudéjar por la Axarquía malagueña,                                 9 y 10 febrero de 2018

La crónica de este viaje, realizada por nuestro socio José Medina Villalba, la podéis ver en el siguiente enlace: La Axarquia

Viaje Cultural a Gibraltar y su Campo, mayo de 2017

CRÓNICA DEL VIAJE A GIBRALTAR

 

Viaje Cultural a Almería, 27 enero 2017

20170127_174908

Crónica de la visita en el siguiente enlace.

viajeaalmeria

Viaje Cultural a Aragón, 17 al 21 de noviembre 2016

img-20161119-wa0033

En el siguiente enlace se puede consultar la crónica del viaje por Aragón, escrita por el alumno y socio de ALUMA, Jenaro Muñoz. Esperamos que disfrutéis con su lectura.

viaje-a-aragon

Todaslas fotos las podéis ver en la galería del blog.